jueves, 27 de octubre de 2011

De este blog como sublimación de mi odio hacia Facebook (Aquí empieza todo).




Y sí, mi odio hacia Facebook y todo lo que tenga que ver con el mismo no puede ser más evidente. No quiero discurrir en las razones; creo que son obvias y además las imágenes ya están para eso. Empiezo con una entrada al respecto porque de alguna manera un blog trata de llenar ese espacio que Facebook deja (y que sí, es necesario, lo admito). Me refiero a la necesidad de expresarse, de decir algo, de hablar de lo que uno hace, de lo que uno lee, de lo que uno ve, de lo que uno escucha, de lo que uno piensa. Y hacerlo sólo para la gente a la que le interese. Hacerlo sin antes perder varias horas leyendo tonterías.

Pronto cumpliré un año fuera de Facebook (sin recaídas) y ya va siendo hora de buscar un nuevo lugar en donde hablar de lo que me interesa. Eso del aniversario parecerá ridículo, pero ya sabemos cómo los adictos necesita(mos)n ese tipo de rituales. 

En este sitio se hablará de los libros que he leído, que voy leyendo, que quiero leer y que pretendo haber leído (aplíquese lo mismo para películas y a veces para música). Se hablará de situaciones cotidianas, de impresiones. Alguna vez habrán disquisiciones modestas sobre psicología y filosofía. En fin, se hablará de lo que el autor y su estado de ánimo dispongan. Buenas noches. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada